Feminismo en Telecinco… qué desilusión

las xl articuloEl sábado pasado y ante la promesa de la actuación rompedora de las XL me enchufé por primera vez en siglos a Telecinco. Todo empezó bien en su actuación, incluso Eva Hache hacía gala de mandar a la mierda a los estilistas y calzarse unos zapatos sin tacón.

Parecía que la revolución de lanzar por el aire tacones y sujetadores había comenzado, bueno, comenzó con el anterior programa en el que se hizo gala de un moderno y asentido “feminismo” poniendo los taconazos de Edurne sobre la mesa. A punto estuve de hacerme unas tóxicas palomitas ante la pantalla, cuando la ilusión feminista se vino abajo en 20 segundos de canción y es que fue una mujer la que apretó el botón rojo. Después vinieron los botones rojos de Jesús y Jorge Javier y las XL apaleadas porque no habían innovado en nada su número del anterior.

Quizás no se innovó en nada, y quizás las XL no tiene una pizca talento, cosa que dudo cuando en el primer programa arrancaron risas, y emoción de mujeres que están hasta el moño de la tortura de la imagen. Y de hombres también.

Quizás seleccionaron mal la porción de su espectáculo, pues en esta ocasión la pieza era una deconstrucción del amor romántico que tantas vidas mata y claro, se ponían un poquito más serias pero lo más grave es que el gag, no juzgo si bueno o malo, iba al final. Quizás como actrices de teatro desconocen que los segundos en televisión te pueden fusilar y tenían que haber previsto un gag a los 10 segundos de arrancar…Sea como fuere la actuación no gustó al jurado excepto a Eva Hache que sí esperó al final a que acabase el número, eso sí, todos se declararon de acuerdo con la línea de pensamiento de las XL, es decir, “feministas”.

Yo que he visto el espectáculo completo en dos ocasiones puedo decir que para gustos colores, pero me reí ambas veces y salí contenta de lo que pagué por verlas y eso que fue antes de salir en Telecinco.

Pero lo que me trae aquí no es tanto defender a las XL, con las que me identifico, sino algo que rechinó del programa y que nadie ha comentado, o al menos no he encontrado ningún comentario sobre el momento en que Santi Millán regaló un corazón a Safah, la cantante que todos compararon con Beyoncé, y que antes de aceptarlo miró a su novio  y le pidió permiso en directo para aceptarlo, como explican en este articulo de Telecinco, dando a entender que todo esto de pedir permiso es normal. ¿Soy la única que flipa? ¿Nadie considera que la chavala no tiene que pedir permiso a nadie?

A todos se les escapó este detalle porque está tan asumido en nuestra cultura, (y esto es lo que me apena) que a nadie le extrañó una joven pidiendo permiso a su novio para poder coger un corazón de manos de un presentador de un reality en prime time nacional. Ahora Edurne puede volver a calzarse de nuevo.

Anuncios

¿Stop feminazis? Aguanta @barbijaputa

freedom of speech

Freedom of speech by Selma Tango

Me deja completamente flipada la forma en la que se está atacando a las mujeres que han estado dedicando su tiempo y esfuerzo a mover y promover la manifestación del 7N en redes, medios, etc., y en general defender el feminismo como a @barbijaputa y otras muchas y que hoy denuncia la “violencia pública” o cómo algunos se crispan con la manifestación del 7N como Arcadi Espada, uno de los fundadores de Ciudadanos. Y es que si no fuera por la Barbijaputa y otras  no me enteraría de muchas cosas. A ellas dedico el texto de hoy.

Alucinando estoy de que Arcadi escriba un artículo en El Mundo que acaba diciendo que la única intención real (de las instigadoras e incluso asistentes a la manifestación) es la de hacer negocio con el crimen. Sigue leyendo

#YoVoy7N porque estoy hasta el coño de “ser la mejor”

ser libreSoy de esa clase de mujeres que no destaca por nada, del montón, no soy lo suficientemente feminista para que este post aparezca en publicaciones como Píkara Magazine, ni para levantar feministas ampollas a lo Barbijaputa…  antes me hubiera encantado poder dar conferencias a lo TED en las que contarle a las jóvenes mi humilde experiencia y cómo, por muy punk-feminista que te creas, puede que hasta seas machista. Pero ya ni eso porque hace tiempo tiré la toalla del éxito. Sigue leyendo

Me voy a buscar el sol

http://www.youtube.com/watch?v=0E1bNmyPWwwhttp://www.youtube.com/watch?v=0E1bNmyPWww
Hace unas semanas parecía que volvía la esperanza a la política de este país y se iba a girar hacia un lado distinto pero hoy la desidia y la decepción me han hecho volver al lugar en que permanezco desde hace más de un año. Decidí por mi salud mental entonces apagar Al Rojo Vivo, no leer el periódico, no volver a sintonizar Carne Cruda, ni leer demasiados tweets de la @barbijaputa. Decidí olvidarme de los recortes, las miserias, el paro e incluso mi propia supervivencia. A partir de entonces trataría de improvisar un poco más, ver menos televisión, guiarme un poco más por el instinto y dejar de hacerme daño aceptando situaciones que me producían estrés. Total, la sobredosis de comunicación de los últimos años me ha enseñado mucha basura, pero en las cosas esenciales no he cambiado de opinión. Hoy sigo admirando al mismo tipo de personas de antes y me siguen espantando los mismos.

Me ha funcionado en los últimos meses, no dar vueltas sobre la actualidad, buscar mis propios motivos para querer vivir y todos ellos están muy lejos del papel de periódico, de las ruedas de prensa tras un plasma, de ministras anunciando dejar a enfermos de hepatitis C sin medicación o dependientes sin una pequeña ayuda económica que mitigue la difícil tarea de vivir cada día.

Antes de tomar la decisión de apagar todo y apagar mi sed de información, de estar al día, de volver a conectarme con la tierra, que no con La Tierra, me asaltaron millones de veces, a ratos la ira, la indignación y la desesperación, de las que hoy trato de huir, porque la impotencia, la ira, la indignación, me desesperan y me joden la vida.

Debo decir que a veces me pregunto quién soy. He perdido mucha fuerza, antes me pensaba capaz, idealista y luchadora, pero tras “La doctrina del shock”, me siento tan pequeña que a veces me he buscado en los demás y periódicamente me veo en la necesidad de hacerme desaparecer. Soy esa tía que no encaja en ningún lado, demasiado punk para los heavies, demasiado lesbiana para los heteros, demasiado hetero para los gays, demasiado comunista para los neoliberales, demasiado capitalista para los de izquierda anticapitalista, demasiado perroflaútica para los modernos, demasiado feminista para los “tiarracos”, demasiado machista para las feministas, demasiado ñoña para los rockeros, demasiado makarra para el glamour…
Queridos me tienen ustedes hasta la polla (si son machistas), hasta mis feministas tetas si es que son feministas de las que prohiben el uso del rosa y la depilación, pues confieso que me encanta el fucsia y caigo en las garras de las pinzas con unas cejas y bigote rebeldes… Aquellxs que se quejan de guetos y etiquetas son lxs que desprecian a los diferentes aunque que se sientan en la misma línea de pensamiento… pero claro, son diferentes porque no siguen a pies juntillas un ideario patentado, que pronto hará suya alguna multinacional de la moda, para convertir su mensaje en camiseta a 17,95€, made in China con manos esclavas y probablemente infantiles.

Ya no quiero pertenecer a sus clubs exclusivos y exclusivistas. Por eso hace meses que desaparecí parcialmente y me he dedicado a oler las flores de la primavera, ver como crecían las lechugas en el huerto, cocinar algas con cúrcuma y jenjibre, pasear con los Ewoks por las montañas de La Hiruela y salir a mojarme con la lluvia. Hacia demasiado tiempo que había perdido el contacto con la tierra hasta que alguien me recordó la niña salvaje que fui “…pero si te pasabas todo el verano descalza, bebías del arroyo y te tumbabas en las piedras del km 18 a mirar las estrellas…” Por eso ahora hundo los dedos en la tierra cada vez que puedo y saco acelgas llenas de bichos que se mueven y cuando me acelero, pienso, respiro, respiro hondo y trato de no volver a tener prisa.

Hace meses entendí que por más que estudie, por más que me esfuerce, por más que quiera destacar, seguiré siendo una hormiga entre millones y cada hormiga está tan ocupada en destacar, esforzarse  y relucir ella misma que no tienen tiempo para verme a mí. He estado tan ocupada en los últimos años que no he tenido tiempo de verme, no he tenido tiempo de quererme un poquito, no me he dejado perder el tiempo. Por eso me voy a buscar el sol de nuevo, a respirar aire puro, a soñar con noches estrelladas y que el mediterráneo en calma me mezca al sol de nuevo para respirar aire puro, sentir el latido de los Ewoks, descansar sobre la hierba abrazada a la luna y las estrellas, respirar el romero del monte por el que salimos a pasear, poder oler la lavanda del jardín de mi casa, volver a buscar el sol de nuevo, respirar aire puro, soñar con noches estrelladas y el mediterráneo en calma ante mis ojos para perder el tiempo sin – ti – én – do – lo.

Concierto en el Ateneo Republicano de Vallecas

concierto Selma tango en Ateneo Republicano

concierto Selma tango en Ateneo Republicano

El próximo 27 de Marzo tocaré en el Ateneo Republicano de Vallecas 

Aprovecho la ocasión para tocar por fin en Vallecas, después de varios intentos sin materializarlo, finalmente presentaré mi espectáculo de charlespunk con mi ukelele, ese instrumento que en mis manos es cualquier cosa, menos relajante y evocador de playas y paraísos. Anyway, para la que quiera disfrutar de mis lisérgicas disertaciones y cancioncillas nos vemos a las 20h…

Pd: Sed buenos.

No eches tus deseos a la basura, échalos a la urna

Hoy no escribo mucho, sólo lo suficiente para poner aquí una maravilla de vídeo que resume todo lo que diría para que en las próximas elecciones todos vayan a votar. Hoy más que nunca es necesario que vayamos a las urnas.

Gracias Manuel F Torres. @MANUELFTORRES1

Feliz Navidazzzzz Mr. President, Miss Menestra y Mister King… Con-sejero.

Cuando el demonio nada tiene que hacer con el rabo mata moscas He estado sin escribir durante un montón de meses, me puse en Huelga para asegurar mi supervivencia se me agotó la palabra, no me salía, ni siquiera me escuchaba. La garganta enmudeció y el cuerpo se me quedó quieto, sin hacer mucho más que dejar pasar el tiempo desde el día que me levanté hasta los huevos de vivir, Mr. President… Y es que cuando el diablo no tiene nada que hacer… con el rabo mata moscas.

En estos meses en que me di por muerta en las redes sociales, en los que no volví a escribir sobre leyes polémicas, políticos corruptos, videoclips horteras o tertulias televisivas, decidí que sólo tenía un camino para sobrevivir y era olvidarme de todos ustedes, presidentes que niegan la realidad, menestras de la desvergüenza aderezadas con una especie exótica llamada ébola, y todos los reyes y reinas de la pequeña pantalla, de la milla de oro y de los jardines del palacio.

He tenido que aprender a respirar despacio para no intoxicarme con el CO2 de mi ansiedad, he aprendido a mirar para otro lado cuando sale el tradicional anuncio de Campofrío o de la lotería, sinónimo de que el señor está llegando al portal despertando así la epidemia de buenas acciones.

He tratado de no llorar cuando las ancianas claman justicia ante las puertas de su desahucio, cuando otra mujer que no había denunciado ha aparecido muerta  y otro enfermo de hepatitis C muere sin recibir el Sovaldi porque no se lo han recetado.

He tragado hiel cuando el consejero acusó a la enfermera de estar al borde de la muerte por torpe e inútil y he aprendido a no vomitar con la punzada en el estómago que siento cada vez que volteo la cara ante el anciano de manos agrietadas que pide en el semáforo.

He secado mis lágrimas cuando bajo los túneles de la ciudad veo el desfile de mantas con bultos que se mueven debajo a un grado bajo cero y se me hiela la sangre cuando el cuento es un bocadillo en el que hay que imaginarse el queso… pero el problema de salud no es la desnutrición, si no, la opulencia en la que viven los ciudadanos del reino que no saben administrarse y se gastan lo que tienen en televisiones de plasma.

FELIZ NAVIDAZ SEÑORES Y SEÑORAS, asi, con mayúsculas, porque sólo ustedes se han comprado el Reino de los cielos, con tarjetas black, áticos en Marbella, sociedades pantalla y cuentas en Suiza. Así pueden exigirnos pagar impuestos, así pueden atribuirnos el defecto de no llegar a fin de mes, pueden despreciarnos por pobres,vapulearnos por miserables, exclavizarnos con la hipoteca y controlarnos con el mercado de trabajo… porque una vez vivimos por encima de nuestras posibilidades, porque somos la basura que ensucia la postal navideña y ustedes los príncipes del campo de golf, las princesas del mercadillo benéfico, los Reyes y Reinas de este portal en que sus niños Jesuses, jamás saldrán en Hermano Mayor pues no hay nada de malo en tomar champán con la Ceoe mientras se echa una siestecita en el sofá de El Viso y el nene se hace pasar por espía…una chiquillada que hemos hecho todos, porque ¿quién no ha jugado nunca a ser 007? o mejor aún ¿quién no prevaricaría si pudiera?

Feliz Navidaz, porque lo han conseguido, han podido conmigo, ha sido el año en que me he rendido, con el nudo en la garganta el miedo me pudo y sólo espero que esa coalición ansiada por tantos Garzón, Iglesias, Colau, equo, podemos, ganemos, saltemos, gritemos se haga con el compromis de que sea más verde, más ecologista, más feminista, más real, más grande pues parece sólo hay esa esperanza antes de que me echen del todo del país porque aunque llevan demasiado tiempo invitándome a pensar que este no es país para Selmas, me quiero quedar en el lugar en que nací.

Se lo dije el año pasado Señor Dios, ¿se lo pido a usted o al calvo de la lotería?, YO LO ÚNICO QUE QUIERO ES UN REINICIO TOTAL.